Última Hora

La niña agredida en Upala presentó una leve mejoría física, sin embargo, el daño psicológico sigue siendo la mayor preocupación de los médicos.

Teresita Mendoza Espinosa de 9 años, sobrevivió a múltiples golpes y al intento de asfixia.

Según las autoridades del Hospital Nacional de Niños, tiene una hemorragia en los ojos, producto de los traumas por la agresión.

Pese a esto, hoy presentó una leve mejoría, pues pudo hablar un poco.

Ya que desde la agresión no hablaba y tenía la mirada perdida.

En lo que no existe un avance notorio, es el estado emocional de la menor.

Los médicos explican que tiene un recuerdo intermitente de lo que pasó, por lo que posiblemente no tenga claro que su hermano menor fue asesinado en Upala.

Este viernes, la madre de la niña la visitó en el hospital.

El sospechoso de las agresiones y el asesinato permanecerá seis meses en prisión preventiva.

La autopsio del menor reveló que murió asfixiado.