Última Hora

La expulsión de Johnny Araya del Partido Liberación Nacional (PLN) se mantiene y no es un castigo desproporcionado. Así lo consideró el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), al rechazar por tercera vez un amparo electoral presentado por el excandidato presidencial.

Araya fue expulsado cuatro años del PLN, tras abandonar la campaña electoral a un mes de realizarse la segunda ronda para elegir al presidente el año pasado.

El castigo lo definió el Tribunal de Ética del partido y lo ratifico el tribunal de alzada, enterrando toda posibilidad de revertir la sanción dentro de los órganos de la agrupación.

Con esto Araya queda inhabilitado para participar de las elecciones municipales, donde pretendía volver a la alcaldía de San José.