Última Hora

Paul y Lee son dos británicos que se conocieron por Internet hace dos años y comenzaron a entablar una relación sentimental; incluso, con planes de vivir juntos.

Pero, ante las dudas de allegados de Lee, ambos acudieron al programa de televisión de Jeremy Kyle para despejar cualquier duda en torno a su posible vínculo consanguíneo, con la sorpresa de que efectivamente ambos son medio hermanos, hijos de la misma madre, informaron este viernes medios de prensa británicos y suramericanos.

Resulta que a Paul lo dieron en adopción cuando tenía 18 meses y nunca conoció a sus verdaderos padres. Cuando Ena -la mamá de Lee- conoció a Paul ella aseguró que tenía un enorme parecido con su exesposo Ron. 

La mujer agregó en aquel entonces que sí Paul era su hijo sería la mamá más feliz del mundo por haber recobrado a un hijo.

En las imágenes que fueron difundidas ayer con motivo de los 10 años del programa -este episodio salió al aire en el 2012- se observa cuando el presentador Jeremy, antes de abrir un sobre con pruebas de ADN, les pregunta qué pasará con su relación y ambos responden que seguirán juntos.

Sin embargo, al momento de anunciales su lazo familiar el impacto, silencio y pesadumbre se apoderan de ambos; luego, uno de ellos se levanta de la silla y sale del set y su pareja lo secunda entre sollozos.

Después de la revelación, ambos dieron por terminada su relación, pero permanecen más juntos con hermanos, acota el Daily Mail.