Última Hora

Yorleny Saldaña, vecina de Golfito, es mamá de Génesis, una niña de año y dos meses que requiere con urgencia un trasplante de hígado.

En el Hospital de Niños no se realiza en este momento el procedimiento que requiere la niña. El principal obstáculo es que no hay personal capacitado.

Años atrás, en el país se realizaba el tratamiento gracias a la cooperación de Japón. Pero ahora hay sólo dos cirujanos capacitados y para el procedimiento con donador vivo se requieren mínimo cuatro doctores especializados.

La única opción para Génesis es un trasplante con donador cadavérico, un procedimiento que podría empezar a aplicarse a partir del 2016.

El de hígado es el trasplante más complicado que existe, por encima del de médula y de riñones. La sobrevida de un paciente trasplantado de hígado es de dos años en el 50% de los casos.