Última Hora

El nieto de uno de los adultos mayores que estuvo internado en un hogar de ancianos en Escazú, asegura que lo amarraban para que no fumara.

Alejandro Lobo visitó a su abuelo en varias ocasiones en el centro geriátrico Villas Amatista, allanado por denuncias de agresiones a los adultos mayores.

Él asegura que lo amarraban a la cama para que no fumara.

A criterio del Ministerio Público se investigan hechos muy graves y no se descarta que se analice la participación de otros empleados del centro en las supuestas agresiones.

La administradora y propietaria del centro de apellidos Rodríguez Sánchez, quien fue detenida este miércoles, quedó libre con la única medida cautelar de impedimento de cualquier contacto con ofendidos y sus familias durante todo el proceso penal.