Última Hora

El centro geriátrico allanado esta mañana no contaba con los permisos del Ministerio de Salud para operar.

En marzo de este año vencieron los permisos de funcionamiento del centro geriátrico Villas Amatista, en Escazú.

Pese a que en cuanto se vencieron los permisos fueron notificados, el centro no realizó los trámites por lo que el pasado 9 de mayo, el Ministerio de Salud aplicó un cierre técnico.

El Ministerio otorgó al centro los 30 días hábiles que dicta la ley para que reacomodaran en otras instituciones a los 25 adultos mayores que atendían, pues para renovar los permisos requerían ponerse al día con el reglamento.

Se intentó conocer la posición del centro al respecto pero se negaron a dar declaraciones.