Última Hora

Nacional

Herediano tuvo calma y sacó un buen negocio en el primer juego de la final

Los florenses se encontraron un gol en contra desde el primer minuto, pero lograron traerse un empate 1-1 del Morera Soto

José Fernando Araya Hace 5/19/2015 10:27:00 PM

Buen negocio. Al final del primer pulso de la final del Torneo de Verano 2015 el que sonríe es el Herediano tras conseguir un empate 1-1 de visita ante Alajuelense en el Alejandro Morera Soto.

Apegados al orden y la sapiencia, los florenses fueron más en la cancha de su rival y por eso supieron sacar adelante un gol en contra en apenas un minuto de juego.  

Movió Alajuelense el inicio de la final nacional y desde ahí construyó su primera jugada de ataque con la suerte de que la acción terminó al fondo de los cordeles, cuando ni tan siquiera se había sudado el uniforme.

Kenner Gutiérrez lanzó una bola por la derecha, José Guillermo Ortíz se adelantó a todos, incluido el portero Leonel Moreira que falló en su salida, y puso el 1-0 en apenas 1:18 de juego.

Error con sentencia de culpa por parte de los aficionados florenses, que otra vez ven como su portero falla en una fase final, tal y como pasó ante Saprissa (2014) y Cartaginés (2013).

Pero curiosamente el gol le cayó peor a la Liga que perdió la confianza, se enredó en el mediocampo y sobre todo, pecó de creatividad.

Los florenses tomaron aire y por medio de un gran Elías Aguilar se hicieron dueños de la pelota y  los tiempos del juego.

A Elías le sirvió de escudero Randall Azofeifa, que en el cierre del torneo le ha dado el sostén necesario al equipo. 

Herediano pudo empatar antes, pero Jonathan Hansen no encontró a alguie que cerrará la pinza en la primera mitad.

Además, Pemberton le negó el gol al argentino al 41’ con un manotazo tras un remate de cabeza. Un minuto después falló completamente solo dentro del área chica.

A parte del gol, Alajuelense solo sumó esporádicos ataques, como un remate de Armando Alonso al costado de Moreira y un remate de Johan Venegas que hizo reivindicarse al meta rojiamarillo con un paradón hacia atrás.

Cuando el partido entró en un trance y ambos equipos parecían conformes con el resultado, un tiro de esquina le cayó del cielo a Aguilar que con un suave cabezazo colocó el empate 1-1 al 84’.

Justa paridad para un cuadro florense que se paró mejor dentro de la cancha y que nunca bajó la cabeza pese a tener el marcador en su contra desde la entrada al barrio de La Agonía.

Moneda en el aire, aunque la ventaja parece inclinarse a los rojiamarillos que en su estadio y con su afición esperan amarrar su título 24, aunque Alajuelense sabe bien lo que es celebrar en esta cancha.