Última Hora

Muchos crecieron con el sueño de poder volar, y no hay mejor forma de hacerlo que al estilo de Iron Man.

Por eso, una empresa en Dubái creó una especie de mochila hecha con fibra de carbono que le permite a las personas alcanzar velocidades de hasta 200 kilómetros por hora.

La aventura inicia saltando de un helicóptero, y luego de desplegar las alas de dos metros el artefacto se mantiene en el aire gracias a dos propulsores turbo.

El aparato permite realizar arriesgadas acrobacias y volar a 4.000 pies de altura.

Además, se puede ascender a una velocidad de 180 kilómetros por hora y descender a 300 kilómetros por hora.

El traje pesa unos 55 kilos y sin duda alguna el que lo use puede disfrutar de una aventura no apta para cardiacos.