Última Hora

Algunos de los diputados de la oposición han mostrado criterios diametralmente opuestos luego de que el legislador del Partido Liberación Nacional, Luis Fernando Mendoza, resultara electo como presidente del Directorio Legislativo.

José María Villalta, férreo opositor a los planteamientos del oficialismo, dijo que debido al perfil de diálogo y conciliador de Mendoza, resulta una buena opción para formar un directorio con el que “sí se puede trabajar”.

Villalta, diputado por el Frente Amplio, dijo que Liberación Nacional tomó una decisión correcta al poner en el legislador oriundo de Guanacaste la responsabilidad de promover el diálogo en la Asamblea Legislativa.

En la esquina opuesta, Juan Carlos Mendoza, del PAC, dijo que la llegada de Mendoza al directorio supone “lo mismo”, pues pese a ser un legislador de bajo perfil, representa las mismas ideas y postulados propios del oficialismo.

“Para que exista un cambio, él debería salir de Liberación Nacional”, dijo, haciendo referencia al hecho de que, a su criterio, el nuevo Presidente sigue el rumbo impuesto por el partido de gobierno.

Mientras tanto, Walter Céspedes, de Unidad Social Cristiana , deseó éxitos a Mendoza, y lo consideró un hombre conciliador que podría venirle bien al ambiente del Congreso.

Pese a formar parte de la oposición, Céspedes, se mostró complacido con la elección del congresista liberacionista.

Sin embargo, Manrique Oviedo del PAC, consideró que a Mendoza le faltan atestados para dirigir con solidez el primer poder de la República. “Es un diputado que a lo sumo ha leído discursos que le han preparado”, dijo.