Última Hora

Diez personas fueron detenidas y nueve resultaron heridas durante los disturbios desatados el domingo en el clásico de la ciudad mexicana de Guadalajara (oeste) entre el Atlas y las Chivas, informaron este lunes autoridades locales.

Aficionados locales provocaron la interrupción temporal de este partido de cuartos de final del torneo Clausura-2015 al saltar a la cancha del estadio Jalisco, cuando el Atlas perdía 4-1 ante su acérrimo rival y se encaminaba a la eliminación.

El árbitro detuvo el choque en el minuto 57 al haber riesgo de una invasión multitudinaria de los seguidores rojinegros. Los cuerpos de seguridad hicieron frente a los seguidores del Atlas, que trataban de agredir a sus jugadores y técnico, y lograron contenerlos. El juego se reanudó al minuto 74 y no hubo más goles por lo que el Atlas quedó eliminado.

Este lunes, el comisario de seguridad de Guadalajara, José Ángel Campa, reportó la detención de una decena de miembros de la hinchada del Atlas "por propiciar el desorden e invasión de la cancha".

Además, "nos reportan nueve lesionados. Tres son elementos de seguridad privada del propio estadio y tres masculinos pertenecientes a la barra del Atlas. Los otros tres son civiles lesionados por otras causas y que no participaron en la trifulca en tribunas", explicó Campa, que señaló que todas las lesiones son de carácter leve.

Ante estos incidentes, la alcaldía de Guadalajara, la segunda mayor ciudad de México, decidió clausurar el estadio Jalisco, que tiene capacidad para 60.000 espectadores.

Esta decisión está basada en "la obstrucción de pasillos, así como la falta de medidas de seguridad por invasión de la cancha", según un comunicado de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de Guadalajara.