Última Hora

“Me siento profundamente agradecido con Dios, creo que esta oportunidad de dirigir el primer poder de la República es una oportunidad inmerecida que Dios me ha dado”.

Estas fueron las primeras palabras del nuevo presidente del Congreso, Luis Fernando Mendoza.

Nacido en Cañas, Guanacaste, este politólogo y economista cuenta con experiencia laboral tras fungir muchos años como asesor en la Asamblea Legislativa.

“Es mi primero de mayo número 19 en la Asamblea Legislativa. Es un peldaño más que subo en este devenir de la vida”, añadió.

Mendoza ha sido asesor parlamentario, consultor e investigador social, Investigador en la Universidad de Costa Rica y profesor en el Instituto de Investigaciones en Salud.

Hace dos años fue Subjefe de la Fracción del Partido Liberación Nacional y también ha integrado varias comisiones, ocupando la Presidencia de la Comisión Especial que investiga informe sobre el Financiamiento del Partido Movimiento Libertario.

Mendoza ha expresado el deseo de promover el diálogo en una Asamblea, cuya reputación no ha sido bien vista por la ciudadanía.

Además reconoció la importancia de trabajar por reformar el “reglamento obstruccionista que frena proyectos de ley”, así como la continuación del proyecto del edificio de la Asamblea Legislativa.

Consultado por su poca presencia mediática, Mendoza expresó que eso no significa que no haya tenido participación en el Congreso.