Última Hora

Los niños de una escuela cercana al Infiernillo de Alajuela poco a poco regresan a las aulas.

Las autoridades buscan cambiar el miedo por risas, tras varias balaceras.

Hasta hace varios días la escuela Santa estaba prácticamente vacía.

Pero este viernes todo era risas y alegría.

La Fuerza Pública asegura que ya tomó el control de la zona y mantiene la presencia de efectivos policiales.

Juan Cuentacuentos fue el encargado de hacer que los niños olvidaran la violencia durante algunos minutos.

Armado con su guitarra y un repertorio de cuentos sacó más de una risa.

El alcalde de Alajuela estudia la posibilidad de construir un parque recreativo para que los niños de la zona puedan divertirse.