Última Hora

Luis Fernando Mendoza, el candidato que resultó del consenso tras la reunión entre la presidenta Laura Chinchilla, y los diputados de la fracción oficialista, ha dicho que espera llegar a la presidencia del Directorio con la unión de unas cuatro fracciones.

Mendoza, representante por la provincia de Guanacaste, ha dicho esta mañana previo a la sesión del primero d mayo, que su figura fue elegida por tener cercanía con las tres partes: la oposición, el Poder Ejecutivo y el fracción verdiblanca.

“Estamos en conversaciones con otras fracciones”, dijo el diputado oriundo de Cañas. Al tiempo que ante el escenario de una posible elección suya, prefirió no entrar en críticas a la gestión de Víctor Emilio Granados, congresista del PASE que ocupa hasta hoy la cabeza del Directorio.

“No digo que don Víctor no lo haya hecho, pero buscaremos promover el diálogo en el Parlamento (…) queremos que la Asamblea se convierta en un centro de debate profundo, que los electores tengan aquí un espacio para las decisiones”, dijo.

Pese a que días atrás parecía existir aires de consenso acerca de la reelección de Granados, ahora el escenario se muestra propicio para que Liberación Nacional logre, con sus votos, y la negociación de algunos otros, llegar a la Presidencia del Congreso sin mayor inconveniente.

Así las cosas, Mendoza, calificado en los pasillos del Primer Poder de la República como de bajo perfil, afirma que en los tres años dentro del Congreso, ha mantenido una constante coordinación con el Ejecutivo, una de sus principales encomiendas de quedar electo en la sesión que iniciará a las 9 de la mañana.