Última Hora

En medio de extremas medidas de seguridad el Tribunal de Juicio de Alajuela condenó a 40 años de cárcel a cuatro miembros de un grupo narco, vinculado con el cartel mexicano de los Caballeros Templarios.

Según la acusación de la fiscalía, el grupo operó en nuestro país entre el 2012 y mediados del 2013 enviando cargamentos de droga hacia varios países de Centroamérica.

Al parecer tenían centros de operación en Miramar de Puntarenas, Alajuela y Peñas Blancas en la frontera con Nicaragua.

En mayo del año pasado otros cuatro hombres aceptaron los hechos atribuidos y se sometieron a procesos abreviados, por lo que se eliminó la etapa de juicio pero fueron condenados a 11, nueve y dos personas a ocho años.

El modo de operar utilizado por la organización criminal para traficar cocaína consistió en la recepción de droga enviada por otros grupos criminales desde el sur del continente americano, para su posterior almacenamiento en nuestro país en una casa ubicada en Alajuela.

Lugar donde se preparaba la droga y se ocultaba en llantas de repuesto que eran colocadas en furgones que viajaban a Guatemala, donde era entregada a otros grupos criminales.

Entre los decomisos de cocaína realizados a la organización están 77 paquetes ocultos en las llantas de repuesto, incautados el 22 de junio del 2013 en el puesto fronterizo de Peñas Blancas, frontera con Nicaragua.

Otro decomiso de 78 paquetes fue posible gracias al allanamiento en la casa ubicada en Alajuela, el 28 de junio del 2013.