Última Hora

Perder peso y verse bien no se logra por arte de magia. Más bien implica disciplina y una buena alimentación.

Y es aquí donde entra Slim Box, una idea que busca hacerle la vida más fácil a quienes buscan cuidar la figura.

La empresa se encarga de crear un plan de alimentación de acuerdo a sus necesidades y además prepara los alimentos y se los lleva hasta la puerta de su casa u oficina.

Y sino que lo diga doña Emilia Martínez, que además de ahorrar mucho tiempo ya perdió más de 10 kilos.

Las entregas se hacen dos veces a la semana. Y los planes incluyen uno o dos tiempos de comida al día.

Así que almorzar o cenar de acuerdo a su plan de alimentación puede ser tan fácil como calentar un plato de comida en el microondas.