Última Hora

Es muy común escuchar la frase "qué niño más malcriado". Y sí, muy probablemente sea cierto. Pero no por culpa de los niños, sino de sus padres.

Algunos papás y mamás, en su afán de evitarle sufrimientos a los pequeños o por querer ser tan complacientes y darles lo que ellos nunca tuvieron, terminan haciéndole grandes daños a los pequeños.

No tenemos duda que la mayoría de padres quiere lo mejor para sus hijos.

Pero a la hora de educarlos, cometen o cometemos ciertos errores y todo por falta de información.

Regularmente, las mamás o papás le dicen a sus hijos: "es que... qué malcriado que sos"

Y dicen esto sin percatarse que son ellos, papá o mamá, los responsables de criar y si el niño(a) es "malcriado" es porque "ellos" -los adultos- no lo están haciendo bien.

En otras palabras, los niños no nacen malcriados, se malcrian.

Gabriela Piedra, psicóloga especialista en niños, nos brindó algunos indicadores de que estamos malcriando a nuestros hijos:

- Hay berrinches constantes.

- La ridiculizan en público. 

- No quieren colaborar en la casa. 

- No están satisfechos con nada.

- Hay que sobornarlos para que hagan caso.

- Solo piensan en sus propias necesidades.

- No es cortés ni considerado.

Y es que nunca serán buenos los extremos, ni completamente autoritario, ni súper permisivo, se debe buscar un balance.

En ocasiones fallamos al querer darles a nuestros hijos lo que nosotros no tuvimos, aprenda a decir no.

El niño debe ir formando su carácter. Pero usted debe guiarlo. No lo sobreproteja evitándole frustraciones para que no sufra, al final de cuentas, el mundo le traerá muchas y él o ella, deberá enfrentarlas.

Observe la entrevista completa sobre lo que no tiene que hacer para criar adecuadamente a sus hijos.

Gabriela Piedra, psicóloga especialista en niños y conducta. A ella la puede llamar al 8371-7847.