Última Hora

Bien dice el refrán que nunca es tarde para aprender. En Heredia hay un lugar donde los chiquillos de 65 para arriba son el mejor ejemplo.