Última Hora

Tras dos años de impartirse en la Universidad de Costa Rica, la maestría en Bioinformática se consolida.

Actualmente cuenta con 23 estudiantes, y su cluster de información ha sido reconocido por la prestigiosa Johns Hopkins University, en Maryland, Estados Unidos.

El cluster sirve para que los estudiantes del posgrado, así como cualquier interesado pueda ingresar datos y tener acceso en tiempo real a la información necesaria para realizar investigaciones, en diversos campos como la biología, medicina y microbiología.

Este proyecto, al que afectivamente se le conoce como Nelly, se encuentra alojado en el Centro de Informática de la universidad y tiene la posibilidad de replicar a la Web Galaxy.

Esta es una colección de herramientas de Internet, que sirve para analizar e integrar datos en temas de genómica y medicina molecular, con el respaldo de la Universidad de Pensilvania.

Allan Orozco es una de las puntas de lanza detrás de Nelly y creé que el proyecto, a pesar de ya ser impresionante, tiene mucho que dar.

Para Orozco es importante contar con la posibilidad de que una idea deeste tipo se nutra de herramientas creadas en el país.

Conforme crecen las necesidades de los estudiantes, profesores e investigadores, también se crea la necesidad de mejorar el equipamiento que le da vida a Nelly.

Esta es la razón por la cual la UCR se encuentra mudando sus servidores a un nuevo hardware, que con un costo de 1.5 millones de dólares permitirá albergar a Nelly y a otros servicios como el de la red sismológica nacional.

Así, con tecnología de punta, con el trabajo de un grupo dedicado de expertos y estudiantes, la carrera de bioinformática se lanza al futuro, en búsqueda del conocimiento que permita conocer más del mundo que nos rodea.