Última Hora

Si su Internet anda lento, ¡tenga cuidado!, porque puede que le estén robando WiFi. El robo de señal inalámbrica con conexión a Internet sucede con más frecuencia de lo que algunos piensan.

Para saber si alguien más se está conectando a la red sin que usted se dé cuenta, le mostramos una serie de consejos que publicó el sitio BBC Mundo:

1. La sospecha:

El primer paso para sospechar si tiene intrusos en su red de Internet es la lentitud, mencionada anteriormente, en especial si solo sucede a ciertas horas del día y de manera frecuente.

Ante la duda los profesionales recomiendan apagar completamente todos los aparatos electrónicos que estén conectados a Internet inalámbrico en el hogar, desde computadoras hasta celulares.

Una vez que se haya asegurado de no tener dispositivos conectados a la red, se procede a verificar que la luz del router, a veces indicada como WLAN, esté apagada, esto significa que no hay nadie más conectado, pero, si la luz sigue parpadeando es muy probable que usted sea víctima de un ladrón de red inalámbrica.

2. Descubra al ladrón:

Si ya tiene la sospecha verificada en el paso anterior, debe ir descartando otras opciones, cómo que su red efectivamente sea lenta porque tenga muchos aparatos conectados a ella, o que la señal no llegue del todo limpia a su dispositivo por interrupciones como las paredes de concreto.

Para eso los informáticos recomiendan instalar en la computadora, smartphone o tablet un programa que le muestre cuáles son los dispositivos que están conectados a Internet.

Actualmente existen programas y aplicaciones gratuitas que cumplen esa función, como Fing, que es un app para celulares con sistema operativo Android e iOS; están las que solo sirven para Android como: Network, Discovery o Net Scan y las exclusivas de dispositivos iOS como: IP Network Scanner o iNet.

Para computadoras de escritorio también hay opciones: Angry IP Scanner o Wireshark para varias plataformas y Wireless Network Watcher y Microsoft Network Monitor para aparatos de la compañía Microsoft.

Todos estos programas le indican cuántos dispositivos están conectados a la red inalámbrica, y cada uno identificado con una dirección IP, una etiqueta numérica que hace referencia a una interfaz y que es asignada por el router, y la dirección MAC. Esta última identifica de forma única la tarjeta de red y no depende del protocolo de conexión utilizado ni de la red. Suele ser asignada por el fabricante y difícilmente puede cambiarse.

De esta manera, si el programa que usted utilizó le indica que hay más dispositivos conectados que los que tiene en la casa, es posible que tenga un ladrón de señal WiFi en su hogar.

3. Averigüe si se conectó antes:

Los programas para detectan posibles intrusos funcionan muy bien, pero sólo si la otra persona está utilizando la red en ese mismo instante.

Sin embargo, hay formas de saber si se conectaron durante el resto del día.

Para eso se necesita cierta información del router como: la dirección IP, que es una serie de números separados de tres en tres por puntos.

Esta cifra se puede encontrar en el manual del aparato o en algunos casos está debajo del router.

Si no, la puedes buscar desde la computadora: si es una Mac, haga clic sobre el icono del WiFi, en la parte inferior de la pantalla. Del menú que se despliegue elija Abrir Centro de redes y recursos compartidos, y después Conexión de área local o Conexión de red inalámbrica. Al pulsar Detalles se abrirá otra ventana. La dirección IP identificada como Puerta de enlace predeterminada IPv4 es la dirección IP de tu router.

Y si estás utilizando una computadora con Windows, vaya al buscador y escribe "ipconfig/all", después Conexión LAN inalámbrica y por último Dirección física. Así obtendrás la dirección del router.

Una vez obtenida la dirección IP del router, se debe introducir en el navegador. Así se accede a la web del router.

Tras escribir tu contraseña ─que también puede ser la contraseña del fabricante─, te encontrarás con un registro de las conexiones que se hicieron hasta ese momento a tu red WiFi.

4. Protege tu red:

Los expertos recomiendan siempre ser desconfiados aunque se tenga una buena seguridad inalámbrica, ya que existen diversas aplicaciones que pueden utilizar las personas para descifrar claves de red inalámbrica.

Un intruso en la red no solo le puede causar problemas en la velocidad del Internet, también podría tener acceso a información que almacenada en las computadoras conectadas, y en el más extremo de los casos, podrían cometer un delito en tu nombre, como descargar pornografía infantil, por ejemplo.

Para evitarlo, lo primero que se recomienda es cambiar la contraseña que la red inalámbrica tiene por defecto, sustituyéndola por otra más difícil.

El experto de la compañía de seguridad de internet Sophos, James Lyne, indicó a BBC Mundo que es recomendable evitar poner una sola palabra y es mejor utilizar la combinación de letras y números.

Para el experto, otro truco para una contraseña segura sería pensar en la letra de tu canción favorita y escoger una estrofa. "Tu contraseña será así mucho más larga y realmente difícil de descifrar".

Una vez cambiada esta clave, también se puede configurar el router para que sólo permita que se conecten dispositivos con unas direcciones MAC concretas.

Así se logrará un acceso a la red más difícil para las personas externas, y usted podrá controlar más quienes son los usuarios que quiere que se conecten a la red.