Última Hora

Pocas personas lo piensan dos veces antes de publicar en redes sociales. Pero algo tan inocente como postear una foto puede traer grandes consecuencias.

Si ya publicó algo de lo que se arrepiente, tome en cuenta que borrarlo no necesariamente hace que desaparezca.

Para evitar que sus datos aparezcan en Google, debe ir a la opción de privacidad en la parte superior derecha de Facebook y editar las opciones.

Si usted dela configuración de público, cualquier persona que no tenga esta red social también puede ver la publicación desde Google.

Rogelio Umaña, consultor en Comunicación Digital, afirma que la única forma segura de borrar el contenido es eliminando el perfil completo, y aun así Facebook guarda esa información por 90 días.

Pero en cuestión de redes sociales es mejor no jugársela y saber exactamente lo que no se debe publicar.

“No ponga en redes sociales lo que tampoco quisiera ver en una valla de carretera, esa tiene que ser su norma”, afirma el experto.

Otras redes sociales como Twitter permiten escoger si su perfil es público o privado. Y también existen herramientas como “Tweet Delete” que le permiten borrar tuits antiguos.

Pero es mejor evitarse los dolores de cabeza y pensarlo dos veces antes de su próxima publicación.