Última Hora

Este sábado el Real Madrid le dejó servida la Liga al Barcelona, luego de empatar 2-2 en el estadio Santiago Bernabéu frente al Valencia.

Durante el partido Iker Casillas no se salvó de los silbidos, pero en esta ocasión, a diferencia de otras, el arquero le respondió a su afición.

“A tomar por culo ya, qué pesados con los pitos de los cojones, a la mierda ya”, fueron las palabras del capitán hacia la grada, según el canal de televisión Cuatro.

“Primero marcó Alcácer, en un remate en el área pequeña que el portero tocó, pero que no pudo despejar. Ahí aparecieron los primeros silbidos. Luego, tras el 0-2 de Javi Fuego, los pitos de recrudecieron, llegando a aparecer en cada balón que tocó el guardameta del conjunto blanco”, explicó As