Última Hora

Mientras las autoridades buscan normalizar el suministro de gas, los empleados de Gas Z se encuentran en medio de la incertidumbre.

Según la encargada de recursos humanos de la compañía, son 426 empleados que se ven afectados por el lío legal en el que se encuentra la empresa.

A ellos no se les permite ingresar a los planteles de la compañía en Coyol de Alajuela y La Lima en Cartago.

Los trabajadores solicitan a las autoridades una respuesta en 24 horas para saber cómo proceder.

El lío entre la anterior administración y la actual además pone en riesgo el suministro de gas desde hace 2 semanas en el país.

Por ahora el Gobierno espera que al dar permiso de operación a una nueva gasera el suministro del combustible se normalice.