Última Hora

Hace dos años Ana Lorena Víquez culminó una etapa. Sus hijos habían crecido, ya no vivían con ella, y sus padres fallecieron. Sin embargo, no se quedó sin familia. Más bien ganó otra.

Se enteró de que en Aldeas Infantiles SOS ocupaban tías; es decir, personas que quisieran cuidar e incluso vivir con los niños que tienen a cargo allí.

Ella no lo dudó y tomó la decisión de sacar adelante a ocho pequeños. Una labor titánica que la llena de ilusión y energía.