Última Hora

Dos planteles que en el pasado fueron cerrados por problemas de seguridad, son la tabla de salvación del Gobierno para enfrentar el faltante de gas.

Bomberos confirma que las irregularidades que obligaron al cierre de esos planteles fueron corregidas.

Los puntos de envase están ubicados en Cartago y Guácimo de Limón que pertenecían a Petrogas y Solgas.

Una compañía que ahora tiene en su poder dichas propiedades recibió la autorización para envasar por un año.

Además se autoriza el llenado universal, es decir que las envasadoras podrán utilizar cilindros que no necesariamente sean de su propiedad.

Bomberos insisten a los consumidores que ante un eventual desabasto no bajen la guardia en temas de seguridad.

Con tan de tener el producto no deje de revisar elementos básicos como el estado del cilindro, su válvula y el sello plástico que esta debe tener a la hora de comprar el producto.