Última Hora

Internacional

Exrehenes de Boko Haram cuentan los sufrimientos durante su secuestro en Nigeria

Algunas relatan sin parar lo que sufrieron durante su secuestro por Boko Haram, una se sobresalta al oír citar al grupo yihadista y otras guardan silencio.

AFP Agencia Hace 5/7/2015 8:07:00 AM

Algunas relatan sin parar lo que sufrieron durante su secuestro por Boko Haram, una se sobresalta al oír citar al grupo yihadista y otras guardan silencio, cuentan los especialistas que atienden a las exrehenes nigerianas.

El asistente social Mohammed Bello pasó la mañana del miércoles en el campo de Malkohi para desplazados internos, en las afueras de la ciudad de Yola (noreste), escuchando las historias de algunas de las mujeres rescatadas por el ejército. 

Una de ellas le relató cómo sus dos hijos pequeños murieron de hambre y sed en el bastión de Boko Haram en el bosque de Sambisa, en el estado de Borno.

"El mayor estaba llorando porque quería agua y comida. El menor era demasiado pequeño (para quejarse). Ella se sacó la camisa y cubrió los cuerpos de sus hijos", contó el asistente social a la AFP.

"Tan sólo cuando vino el ejército a rescatarlos le dieron ropa para ponerse", agregó.

Otra mujer contó a Bello que su hermana tuvo un bebé en un bosque. Ambos, su hermana y el recién nacido, murieron. Otra más describió cómo encontró a un bebé llorando en una camioneta abandonada. Sus padres no aparecían por ningún lado y la mujer tuvo que dejar al niño donde estaba.

"Estas historias le parten a uno el corazón", prosiguió el asistente social.

"Por suerte se escaparon, pero el trauma no ha desaparecido", añadió.

También el miércoles, tuvo lugar una primera sesión con unos 30 médicos, asistentes sociales o psicólogos para incitar a las mujeres a contar lo que les pasó.

"La mayoría de ellas sufrieron distintas formas de violencia de género (...) en varias ocasiones que seguramente las hayan afectado física, pero también mentalmente", estimó el psicólogo Christian Macaulay Sabum.

Cerca de 700 mujeres y menores fueron rescatadas la pasada semana de los insurgentes que las tenían retenidas en el bosque de Sambisa, uno de sus bastiones. 

El domingo por la noche las autoridades anunciaron haber trasladado a un campo de desplazados a 275 mujeres y niños en la capital del estado de Adamawa, Yola. 

Traumatizadas y algunas de ellas víctimas de la desnutrición, las exrehenes quedaron en manos de la Agencia Nacional de Gestión de Emergencias (NEMA), que las asiste con apoyo psicológico y trabaja para facilitar su reinserción social. 

El grupo yihadista se llevó a más de 200 chicas de Chibok el año pasado, un rapto que conmocionó a Nigeria y se convirtió para el resto del mundo en el símbolo de los desmanes de los insurgentes quienes, según Amnistía Internacional, podrían haber secuestrado a unas 2.000 mujeres desde principios de 2014.

Boko Haram ("La educación occidental es un pecado" en lengua hausa) se alzó en varios estados del norte de Nigeria en el otoño boreal de 2009, pero la represión de las fuerzas de seguridad federales dejó unos 900 muertos.

La insurrección de Boko Haram y su feroz represión por parte de las fuerzas de seguridad nigerianas dejaron unos 10.000 muertos desde 2009, según las autoridades de Nigeria, así como más de 650.000 desplazados, según la ONU.

El grupo quiere la instauración de un Estado islámico en el norte de Nigeria, económicamente desfavorecido y de mayoría musulmana, mientras que el sur del país, en donde se concentra la extracción petrolera del primer productor de crudo de África, es de mayoría cristiana.