Última Hora

El delantero uruguayo del Barcelona, Luis Suárez, mostró su lado más humano al sorprender en una videoconferencia a un joven que padece de cáncer.

Mateo, es un joven uruguayo de 15 años al cual le diagnosticaron esta enfermedad desde hace dos años.

El joven fue citado a una cita donde sus médicos le afirmaron que llamarían a un especialista en España. La sorpresa fue que al otro lado de la videoconferencia no era un doctor el que se encontraba, sino el ídolo del Barcelona y la Selección de Uruguay.  

Observe el bonito desenlace de esta historia en el video de la nota.

Suárez es padrino de la fundación uruguaya Pérez Scremini, un centro hospitalario, instalado en Montevideo, que brinda el Servicio Hemato Oncológico Pediátrico en el hospital público Pereira Rossell.