Última Hora

¿Se imagina qué bueno sería que mientras usted hace deporte logre mejorar la salud de sus hijos?

O aprender a tocar algún instrumento y que sus descendientes tengan una mejor predisposición para la música.

Por mucho tiempo se creyó que esto era imposible, pero los nuevos avances científicos demostraron que sí se puede.

La herencia genética es la transmisión de ciertas características de un ser vivo a sus descendientes.

Pero, ¿podría un padre mejorar sus genes con el fin de heredarles a sus hijos una mayor predisposición para los deportes, el estudio o la música?

Científicos de todo el mundo estudian cómo los factores ambientales, para bien o para mal, pueden alterar nuestros genes.

De esta forma, si un padre se convierte en atleta o músico, hay muchas probabilidades de que sus hijos también lo sean, aunque en su familia no exista un historial de músicos ni deportistas.

El ADN tiene muchas de nuestras características físicas. Este se compone de lo que se hereda de los padres. Por eso es que en ocasiones los papás esperan que los hijos sean como ellos o mejores.

Sin embargo, existe una teoría genética que habla sobre las posibilidades de motivar el desarrollo de los genes que mejoran la salud y que se hereda de los padres.

Para explicar más a fondo este tema, el genetista Arturo Orozco le aclara que es un gen y cuál es la mejor forma para heredar los genes positivos a los hijos.

Para más información puede escribirle al correo: orozco_arturo@hotmail.com o arturo.orozco@genesyscostarica.com