Última Hora

Después de un divorcio es muy frecuente que en las parejas alguno de los dos utilicen a los hijos como una forma de venganza y manipulación.

Ante estas y otras formas de violencia parental, un grupo civil busca firmas para aprobar una ley que detenga estos abusos.

Muchos cónyuges que se encuentran en un proceso de divorcio y custodia de los hijos pasan por un calvario que se vuelve recurrente en cientos de familias costarricenses.

Según datos del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) en el 2014 uno  de cada dos matrimonios terminó en divorcio. 

Grupos civiles busca aprobar el proyecto de ley 18681 de alienación parental, es decir, violencia familiar después de un divorcio donde la manipulación, estrategias y pensiones son utilizadas como la venganza perfecta luego de una ruptura amorosa.

El objetivo del grupo es recoger 500 firmas  para pedir a los diputados la pronta aprobación del proyecto que está desde la legislatura pasada. 

Si usted desea apoyar esta causa con su firma o bien obtener más información puede visitar la página de Facebook: Fundación  familia y projusticia.