Última Hora

El Pacífico costarricense ha sido escenario de otras dos tragedias: una en enero de 2015 y otra en febrero de 1997.

Apenas comenzando este 2015, el 8 de enero, las aguas del pacífico costarricense fueron escenario de la tragedia del catamarán Pura Vida Princess.

A las 9:11 a.m. uno de los ocupantes de la embarcación reportó la emergencia. El fuerte viento y el oleaje habían golpeado la embarcación que trasportaba 109 pasajeros hacia isla Tortuga. 

En total, las autoridades de seguridad pública desplegaron 2 lanchas patrulleras, seis lanchas para rescate, dos helicópteros y tres avionetas.

Además, 10 ambulancias y 50 personas se movilizaron para atender la emergencia. 

El naufragio cobró la vida de tres personas: la canadiense Sharon Johnston de 70 años, la estadounidense Edna Oliver de 68 años e Ivor Stanley Hopkins de 80 años de edad, oriundo de Inglaterra.

La otra gran tragedia acuática en la historia del país ocurrió también en el Pacífico con una embarcación que regresaba de isla Tortuga. 

El 15 de febrero de 1997 a las 6:10 de la tarde se reportó la emergencia; el Pacific Princess transportaba a 54 pasajeros, en su mayoría empleados de la compañía Torneca. 

A consecuencia del naufragio fallecieron Cecilia Rodríguez Solís de 48 años y su hija Marianella Salas Rodríguez de 20.

20 pasajeros resultaron con heridas menores debido al impacto de grandes olas, hasta que fueron rescatados por varias lanchas particulares.