Última Hora

Noticias

La investigación de batería del Boeing 787 apunta a problemas con una célula

La agencia estadounidense de seguridad aérea (NTSB) identificó cómo se incendió la batería del Boeing 787 Dreamliner en el incidente ocurrido el mes pasado en Boston (Masachusets, costa este) , p

Hace 3/18/2013 10:48:00 AM

La agencia estadounidense de seguridad aérea (NTSB) identificó cómo se incendió la batería del Boeing 787 Dreamliner en el incidente ocurrido el mes pasado en Boston (Masachusets, costa este) , pero no descubrió todavía lo que lo causó.

La presidenta de la Junta de Seguridad y Transporte Nacional(NTSB), Deborah Hersman, explicó que el fuego se había producido en "una sola" de las 8 células que se quemaron el 7 de enero pasado en un aparato 787 de la compañía Japanese Airlines (JAL) que venía de aterrizar en el aeropuerto de Boston.

"El voltaje de la batería cayó bruscamente de 32 a 28 voltios", por lo que hubo "un cortocircuito que tuvo como consecuencia un incendio, que se propagó a las otras células de la batería", detalló Hersman.

Una segunda batería carbonizada que obligó a un aterrizaje de urgencia el 16 de enero en un 787 de la también japonesa All Nippon Airways causó la inmovilización de los 50 aparatos Dreamliner en ciculación por el mundo.

"Estamos trabajando ahora para identificar la causa del cortocircuito en la sexta célula", declaró en una rueda de prensa realizada para informar de los progresos de la investigación iniciada el 7 de enero.

"No hemos alcanzado una conclusión en este punto", añadió.

El NTSB descartó una causa mecánica luego de seguir numerosas pistas "la carga de las células, la fabricación de la batería y su diseño", explicó Hersman.

La presidenta del organismo también culpó al proceso de certificación de la batería, a cargo de la estatal Administración Federal de Aviación, que otorgó autorización al nuevo 787 como apto para volar.

La certificación se basó en los datos facilitados por Boeing y las empresas subcontratadas, es decir, la francesa Thales y la japonesa GS Yuasa.

Hersman insistió en el hecho de que era poco normal que se produjeran "dos incidentes con emisión de humo (sobrevenida) a bordo del avión en dos semanas" y que "los datos utilizados para certificar la batería del 787 deben ser reconsiderados".

Boeing estimó que el humo procedente de una batería ocurre menos de una vez en 10 millones de horas de vuelo, pero esta vez ocurrió dos veces en menos de 100.000 horas de vuelo, añadió Hersman.

Un informe detallado de las dos investigaciones, la que causó el fuego y la revisión del proceso de test de certificación, será divulgado en los próximos 30 días, señaló.

Boeing ha solicitado a las autoridades de Estados Unidos realizar sus propias pesquisas sobre la causa de los dos incidentes.

Desde la inmovilización de la flota, el gigante espacial estadounidense ha detenido las entregas de los 787, un aparato pionero por el material ligero utilizado en su fabricación y po