Última Hora

Los anuncios publicitarios más caros y esperados del año se transmitirán este domingo durante la final del futbol americano de los Estados Unidos que disputarán los Seahawks de Seattle ante los New England Patriots.

Los ojos no están no sobre el juego, sino en los anuncios comerciales que tradicionalmente protagonizan este partido y que ahora son difundidos desde antes en redes sociales.

Pautar estos anuncios en el súper tazón cuesta millones de dólares, algo que a criterio de los expertos está más justificado por la gran audiencia que los ve.

Por ejemplo, Mcdonald’s es uno de los que aprovechará la ocasión para lanzar una campaña en la que los clientes podrán pagar su comida con besos, abrazos o llamadas para decir cuánto ama a los suyos.

Antes los anuncios se conocían hasta el momento del juego pero las redes sociales han cambiado la dinámica por completo y ahora desde días antes sabemos qué se va a ver.

Y es que 30 segundos de comercial en el Super Bowl tiene un costo de entre 4 y 5 millones de dólares, es decir más de ₡2.200 millones.