Última Hora

El presidente nicaragüense Daniel Ortega fue protagonista en la III Cumbre de la Celac, donde tuvo una discusión con su homólogo costarricense Luis Guillermo Solís, evadió el saludo en la fotografía oficial de presidentes y se retiró anticipadamente de la actividad.

A criterio del analista político, Gustavo Araya, las acciones de Ortega son una evidente medida de presión para validar ante su país la construcción del nuevo canal de Nicaragua.

“Él (Ortega) sabe que de alguna manera le va a dar réditos en algunos sectores a lo interno de Nicaragua que persiguen objetivos de carácter coyuntural”, comentó Araya.

Según Araya, estas manifestaciones, que también recuerdan el conflicto limítrofe, podrían generar xenofobia.

El proyecto ha sido altamente criticado y su costo sería de 50 mil millones de dólares