Última Hora

La construcción del Residencial Compartir, en San Antonio de Escazú, para las familias damnificadas de la tragedia de Calle Lajas, tiene nueve meses de finalizado.

Sin embargo, según los gestores del proyecto, los trámites de los servicios públicos y la segregación de los terrenos por parte del INVU tienen imposibilitados al Grupo Mutual, la entrega de las viviendas a las 51 familias damnificadas.

Se informó que el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) ha pagado por cuatro años el subsidio de alquiler de vivienda a las familias, teniendo las casas ya construidas y lo que preocupante es que este beneficio se les eliminaría este mes. 

Sin embargo el IMAS aseguró hoy que solamente se retiran a seis familias que no requieren este dinero por estar recibiendo algún tipo de ingreso.

Aunque estos trámites están bajo el beneficio de la declaratoria de emergencia nacional, la Asociación Compartir esperara la segregación de los lotes y respuestas del AyA y la Compañía Nacional de Fuerza y Luz para la colocación de los servicios públicos.