Última Hora

Luego de que el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, le cediera su espacio en la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Celac que se celebra en nuestro país, al líder independentista puertorriqueño, Rubén Berríos, se dio un roce entre Ortega y Luis Guillermo Solís.

El presidente de Costa Rica, luego de la intervención de Berríos, dijo que al cederle la palabra Ortega al líder puertorriqueño, alteró el procedimiento de función de la cumbre de la Celac.

Ortega interrumpió a Solís para decir que “la voz de Puerto Rico es la voz de Nicaragua”. Y pidió “un poco de respeto” para Rubén Berríos.

El pequeño roce entre ambos mandatarios terminó cuando Luis Guillermo Solís le cedió la palabra al presidente de Panamá, Juan Carlos Varela.

Berríos estuvo en Nicaragua la tercera semana de enero, en una visita de cuatro días que culminó con una reunión con Ortega, en la que hablaron sobre la estrategia a seguir en San José, según alegó el líder independentista puertorriqueño.

Esta fue la razón por la que el presidente nicaragüense se refirió al derecho a la independencia al llegar a Costa Rica, afirmó Murillo a medios oficiales vía telefónica desde San José.

En la intervención, Berríos dijo que a “América Latina le corresponde ser solidaria con nuestra independencia [...] Puerto Rico será libre”.