Última Hora

Internacional

Diez curas y dos laicos imputados en un caso de pederastia en España

Un juez español ha imputado a diez religiosos por un presunto caso de pederastia contra el que se implicó personalmente el papa Francisco.

AFP Agencia Hace 1/28/2015 10:12:00 AM

Un juez español ha imputado a diez religiosos por un presunto caso de pederastia contra el que se implicó personalmente el papa Francisco, tras haber sido alertado por una de las supuestas víctimas, ha informado este miércoles una fuente judicial.

El escándalo estalló en noviembre después de que la víctima informara de los abusos sexuales que según él sufrió siendo menor en Granada, en una carta dirigida al pontífice, quien lo animó a denunciarlo judicialmente. 

Según el auto judicial, con fecha del lunes, hay diez curas y dos laicos imputados como autores o cómplices de los presuntos abusos cometidos contra el hombre entre 2004 y 2007, cuando tenía entre 14 y 17 años, en un chalé con piscina en Granada. La víctima, ahora con 25 años recién cumplidos y miembro del Opus Dei, fue seducido por el cura de la parroquia que frecuentaba como participante del coro, quien, manipulando su fervor religioso, le prometió un buen futuro como cura y lo culpabilizaba cuando rechazaba sus tentativas, según el auto del juez instructor del caso. En su escrito, el magistrado se interroga sobre la prescripción de algunos de los hechos.

El papa Francisco expresó el 25 de noviembre su "grandísimo dolor", tras tener conocimiento de este caso a través de una carta en la que la víctima le explicaba los hechos afirmando temer que otros menores estuviesen afectados.

"Recibí la carta, la leí, llamé a la persona y le dije: mañana ve a ver al obispo", contó el Papa, que escribió al obispo de Granada "para que empezara el trabajo, hacer la investigación e ir adelante", explicó el propio Francisco. "¿Cómo lo estoy viviendo? Con gran dolor, con grandísimo dolor. Sin embargo, la verdad es la verdad y no debemos esconderla", reconoció.

Tras su elección en marzo de 2013, el papa Francisco defiende la tolerancia cero contra la pederastia, que podría haber generado decenas de miles de víctimas en el mundo y que ha desacreditado fuertemente a la Iglesia Católica.