Última Hora

Un peligroso narcotraficante y líder de un cartel colombiano fue entregado por Costa Rica a la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), en medio de una operación silenciosa y con altas medidas de seguridad.

Se trata del panameño Joel Jermain Branford, quien es considerado un narcotraficante peligrosos y de alta jerarquía en el Cartel del Norte del Valle de Colombia.

Incluso, se le vincula en negociaciones con carteles mexicanos como el Cartel del Golfo y el de Sinaloa.

Es un panameño quien fue detenido en abril del año anterior en el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría, gracias a coordinaciones entra la agencia antidrogas de los Estados Unidos, Interpol Costa Rica y la oficina de asesoría técnica y relaciones internacionales del Ministerio Público.

Meses después se aprobó su extradición a los Estados Unidos.

En medio de una operación silenciosa y con extremas medidas de seguridad, fue trasladado por oficiales del Servicio Especial de Respuesta Táctica (SERT) del OIJ e Interpol hasta la terminal del Juan Santamaría, donde lo esperaba un avión de la Agencia Antidroga de los Estados Unidos.

Jermain es requerido por la corte del distrito sur de Nueva York, pues es sospechoso de tráfico internacional de drogas y conspiración para el tráfico de drogas.

Las investigaciones de la DEA revelan que Jermain dirigía el envío y negociación de cargamentos de droga desde Panamá hasta Nueva York, uno de los destinos donde la cocaína se vende a más altos precios.

Las medidas de seguridad que se adoptaron para el traslado, fueron consecuencia de amenazas de fuga que la policía manejó mientras estuvo recluido en la cárcel de admisión de San Sebastian.