Última Hora

Como si a Nueva York no le bastaran los deslumbrante edificios que generan un paisaje único, un proyecto arquitectónico buscó algo más: una vista de esta ciudad desde 425 metros de altura.

Se trata del apartamento más alto –y costoso– del 432 Park Avenue, un rascacielos de 96 pisos que se está construyendo en el centro de Manhattan. 

Desde su ventana se puede observar el Central Park como nunca antes, o los edificios más icónicos como el Chrysler Building y el Empire State.

Este piso se vendió en $95 millones, sin embargo, existen otros más “económicos” que cuestan $17 millones.