Última Hora

Dificultades para recoger el dinero impulsaron al Consejo de Desarrollo Inmobiliario (CODI) a proponer un cambio de responsabilidades en la ampliación de la radial Belén- Santa Ana, por lo que no estará finalizada en el 2017.

Ahora el Conavi se encargará de la ampliación de la calzada, que pasará de tres a cinco carriles. Y el CODI financiará los puentes y las alcantarillas.

Actualmente se trabaja en el diseño de estas estructuras, y una vez que el Conavi apruebe los planos iniciarán los trabajos.

Pero la ampliación de la carretera debe salir a licitación pública, por lo que ese proceso podría extenderse hasta finales de este año.

Esta parte de los trabajos en la radial se construirá con fondos del Conavi y de algunos empresarios de la zona.

La vía pasaría de tener tres carriles a tener cinco. Dos para cada sentido y un carril central para virajes.

Aunque no existe una fecha definitiva para completar la obra, todo parece indicar que los conductores deberán esperar al menos dos años.