Última Hora

El panorama usual durante el primer mes del año está marcado por propósitos frescos y gente animada… pero tal vez muy animada para su propio bien.

“Mucha gente que llega al gimnasio con mucha fuerza se lesiona, y eso hace abandonar el ejercicio. Por eso, es muy importante la entrevista con el instructor para saber si la persona padece de algo. Dependiedo de eso se hace un programa adecuado para la persona”, explica el instructor Max Bolaños.

Precisamente, una lesión puede ser la piedra de tropiezo de sus propósitos, la zancadilla que hará que usted vuelva hasta el otro enero, por eso, hay una actitud correcta para con estos inconvenientes, no darles cuartel.

Otra cosa, tome en cuenta que los cambios no se ven de la noche a la mañana, por más fe que usted le tenga a su metabolismo. Le decimos esto para que no pierda la paciencia.

Que no mueran sus buenas intenciones a causa de una lesión o la falta de paciencia.