Última Hora

Limón llegó a al Ricardo Saprissa y le plantó cara al campeón nacional, que tuvo en Jonathan Moya la clave para encontrar la salida al laberinto verdiblanco.

Con un gol en el minuto 79, Moya logró darle vuelta a un partido que se había complicado para los pupilos de Campos.

No era que Limón fuera un equipo punzante en zona de ataque, pero el bosque de piernas que plantaron en la media cancha y frente al marco le restaba claridad a los tibaseños.

El juego por los costados de los saprissistas encontraba los espacios para que los delanteros encontraran posibilidades, pero las buenas artes de los del Caribe mantenían el marco cerrado.

Fue en una jugada de balón muerta en la que Moya se alzó sobre todos, para con toque sutil enviar la pecosa a besar las piolas.

Tras el tanto los limonenses se quedaron sin variantes para buscar el empate. Saprissa trató de encontrar el segundo tanto, pero no se dio.

Con el pitazo final los aplausos cayeron sobre Moya, pieza clave para dejarse los tres puntos.