Última Hora

El exviceministro de la Presidencia Daniel Soley negó haber ofrecido una embajada a la procuradora de la República, Ana Lorena Brenes, quien el pasado miércoles mencionó sentirse amenazada en la conversación que tuvo con Soley el pasado 6 de enero.

“La Procuradora mintió”, sentenció Soley a la diputada del Partido Liberación Nacional (PLN), Maureen Clarke. Además pidió que el caso sea pasado al Ministerio Público.

Soley inició su declaración ante los diputados de la Comisión de Control y Gasto Público de la Asamblea Legislativa a eso de las 4 p. m. y contó, con lujo de detalles, lo que sucedió cuando él se reunió con Brenes para discutir dos temas gubernamentales.

El exviceministro dijo varias veces que la conversación era entre dos personas que tenía una relación de amistad y no logra entender como una charla “privada trascendiera a la prensa”.

En este punto Soley concordó con lo dicho por Brenes un día antes, pero la concordancia sobre el fondo de la plática que sostuvieron queda allí.

“Yo no le ofrecí ninguna embajada”, señaló Soley que añadió que no contaba con la autoridad.

Soley también apuntó a que nadie lo presionó para presentar su denuncia y comentó que ahora que se encontraba fuera del Gobierno iba a regresar a su bufete de abogado.

Ottón Solís del Partido Acción Ciudadana increpó a Soley sobre si iba a regresar al gobierno de Luis Guillermo Solís como asesor.

“Su pregunta ofende don Ottón”, respondió Soley.

Seguidamente, quien fuera Viceministro de la Presidencia volvió a pedir que el caso sea investigado en el Ministerio Público.

Sobre este tema también fue interpelado el ministro de la Presidencia, Melvin Jiménez, que habló con los diputados el miércoles por la noche y este jueves a mediodía. Él fue criticado por su silencio en torno a este caso.