Última Hora

En el 2010, Barrio México tomó la franquicia del desaparecido Liberia Mía y regresó a la Primera División a pocos días de comenzar el Invierno 2010.

En aquella ocasión el cuadro canela realizó un torneo excepcional donde fue segundo lugar de la tabla general.

Sin embargo, al cambiar de franquicia el equipo de "la franja" heredó las deudas de Liberia Mía y ante una demanda de los exjugadores pamperos, Minor Díaz y Pablo Salazar, comenzó a perder puntos.

En cuartos de final no pudo jugar ante el Santos de Guápiles por las propias deudas y quedó fuera del torneo.

Para el Torneo de Verano 2011 disputó varios partidos mientras la situación económica se resolvía, pero en una acción sin precedentes el Comité de Competición de la Unafut lo expulsó del certamen dejando el campeonato con la presencia de 11 equipos.

Ahora y pese a alcanzar el título de Apertura en la Liga de Ascenso, Barrio México perdió su título de nuevo en la mesa por una reforma al reglamento.