Última Hora

El próximo año entrará en operación el proyecto hidroeléctrico más ambicioso del país. El Reventazón reúne una inversión de 1400 millones de dólares.

A la fecha el proyecto Reventazón tiene un avance del 84%. La expectativa es entrar en operación en febrero del 2016.

La represa, los túneles para impermeabilizar la pared y el vertedero, ya están prácticamente listos. Los trabajos se enfocan ahora en tres puntos primordiales.

Un túnel de 10.8 metros de diámetro y 680 metros de largo es en realidad un enorme tubo, que cada segundo llevará 240 metros cúbicos de agua hasta las máquinas, el otro gran foco de atención en los últimos meses.

Además se instalan 4 turbinas que moverán el agua y la transformarán en energía eléctrica, que llegará a costarricenses de todo el país.

El otro punto que concentra gran trabajo y tiene que ver con la seguridad, es un tanque de oscilación, que es tres metros más pequeño que la Contraloría General de la República. Su función es asegurar que en un futuro cierre de tubos, el agua no destruya todo a su paso.

Siempre en temas de seguridad, pero ambiental. El proyecto contempla el aseguramiento del caudal río abajo.

La construcción continuará 9 meses más, queda pendiente la instalación de las turbinas, la subestación y el llenado del embalse que debe alcanzar 105 metros de profundidad.

De abril del 2010, que iniciaron las obras, a la fecha, esto se ha convertido en una mini ciudad, con las respectivas casas para los trabajadores, parqueos, y hasta una propia fábrica de tubos.

La mayor satisfacción para quienes aquí trabajan, es que este proyecto desde la concepción y el diseño, hasta la construcción y operación es 100% costarricense.