Última Hora

Los retos del Saprissa son muy claros para el arranque del campeonato: mayor contundencia y mejor defensa que el torneo anterior.

Aunque en los dos últimos juegos en casa han anotado siete goles, los morados han permitido cuatro, aspecto que esperan evitar en los próximos duelos que se realicen en Tibás.

“Para nosotros lo más importante es que no nos anoten, que nos lleguen lo menos posible”, comentó el zaguero Gabriel Badilla.

Para lograr esas metas los jugadores del Saprissa consideran que con la planilla completa el equipo será mucho más fuerte. En 15 días recuperarán a Minor Escoe y Hanzell Arauz ya hace trabajos de campo.

En las próximas 48 horas la dirigencia espera tener resuelto de los permisos de trabajo de los jugadores extranjeros.