Última Hora

El experto del Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales de la Universidad de Costa Rica (Lanamme) Guillermo Loría, considera que los túneles falsos que se pueden construir en la ruta 32 protegerían a conductores ante los derrumbes que se generan en la zona.

“Los tuneles falsos son estructuras prefabricadas que se montan rápidamente sobre la carretera existente, eso hace que el derrumbe caiga encima del techo del tunel, luego se limpia y el material cae al precipicio”, afirma Loría. 

Sin embargo para el experto, el tunel falso no es costoso pero hay mucha negación a enfrentar el problema de la carretera Braulio Carrillo.

Para Lanamme este corredor vial puede salvarse con algunas mejoras en el diseño, además no se necesita una gran inversión para adaptarla al clima y puede funcionar perfectamente sin necesidad de cerrarla constantemente lo que deja grandes pérdidas económicas al país.  

Al día de hoy varios puntos de la ruta son altamente riesgosos y unos 222 lugares específicos necesitan mejoras en talúdes.