Última Hora

Noticias

Tres muertos y dos heridos en un tiroteo en un tribunal en Delaware

Tres personas murieron, entre ellas el agresor, y dos oficiales resultaron heridos este lunes por la mañana en un tiroteo en un tribunal de Wilmintong (Delaware, este de Estados Unidos), informaron fuentes policiales.

Hace 3/18/2013 10:48:00 AM

Tres personas murieron, entre ellas el agresor, y dos oficiales resultaron heridos este lunes por la mañana en un tiroteo en un tribunal de Wilmintong (Delaware, este de Estados Unidos), informaron fuentes policiales.

"Hubo un tiroteo a las 08H00 locales (13H00 GMT). Un hombre armado entró en los tribunales y abrió fuego. Dos mujeres murieron en el tiroteo, dos oficiales de seguridad resultaron heridos al enfrentar al agresor", afirmó un portavoz de la policía en Wilmintong (unos 50 kilómetros al sur de Filadelfia).

"El agresor está muerto en el pasillo de entrada" de los tribunales, agregó el portavoz, explicando que la policía aún investigaba si la persona fue abatida por los oficiales o se suicidó.

De acuerdo con el portavoz, la vida de los dos policías heridos no corre peligro.
La zona en torno al tribunal estaba rodeada por la policía, ambulancias y camiones de bomberos, de acuerdo con imágenes retransmitidas por NBC.

El tiroteo habría tenido lugar en un espacio público en la entrada de los tribunales antes de los controles de seguridad, señaló el portavoz policial.

"Hay un espacio público en el lugar donde la gente se reúne fuera del perímetro de seguridad en el que están los detectores de metales y los oficiales de policía", sostuvo.

El portavoz dijo que hubo "múltiples" disparos y que las fuerzas policiales registraban piso por piso el edificio.

"Hay equipos especiales recorriendo piso por piso y sala por sala. La situación sigue siendo muy dinámica adentro", afirmó.

Este nuevo tiroteo tiene lugar en medio de un debate nacional en Estados Unidos sobre el control de las armas de fuego y la violencia que generan, tras la masacre de 26 personas, entre ellas 20 niños, en una escuela primaria de Connecticut (noreste) en diciembre pasado.

Tras ese trágico incidente, el presidente estadounidense, Barack Obama, prometió impulsar una reforma para controlar la tenencia de armas de fuego.