Última Hora

Con su participación en Brasil 2014, Costa Rica subió escalones en el ranking de la FIFA y alcanzó  un protagonismo que muchas otras selecciones desearían.

¿Qué pasaría si el Mundial no fuera de fútbol, sino un mundial de esperanza de vida, de escolaridad, de protección al ambiente o de desarrollo humano?