Última Hora

Internacional

China sentencia a otras 113 personas a prisión en una campaña antiterrorismo

En uno de los casos juzgados, el acusado, un cuchillero uigur de Kashgar, vendió armas blancas a otra persona que causó dos muertos y un herido.

Agencia EFE Hace 6/30/2014 6:39:00 AM

Pekín, 30 jun (EFE).- Los tribunales de Kashgar, principal ciudad de la minoría étnica uigur, condenaron a 113 personas por terrorismo y delitos relacionados en un nuevo juicio masivo celebrado en la región noroccidental china de Xinjiang, informó hoy la prensa oficial china.

Según la web oficial Tianshan.net, cuatro de los acusados fueron sentenciados a cadena perpetua y el resto a diferentes penas de prisión por delitos tales como terrorismo, separatismo, destrucción de pruebas o detención ilegal, en un juicio celebrado el 25 de junio, aunque hasta ahora no había sido hecho público.

En uno de los casos juzgados, el acusado, un cuchillero uigur de Kashgar, vendió armas blancas a otra persona que, pertrechada con ellas, causó dos muertos y un herido junto a un hospital de la zona.

El vendedor intentó ocultar las facturas de la venta, por lo que ha sido condenado a 10 años de prisión, señaló Tianshan.net.

Varios de los sentenciados a prisión de por vida difundieron vídeos que contenían "ideas de separatismo y extremismo religioso", y organizaron grupos para llevar a cabo acciones violentas.

El Gobierno chino lanzó en mayo una campaña de un año de duración para intensificar la lucha contra el terrorismo y el separatismo en Xinjiang, como respuesta a varios ataques armados contra población civil que grupos violentos han cometido en varias zonas de China, en los que ha habido decenas de muertos.

Tras el comienzo de esa campaña, ha aumentado el número de detenciones y condenas de presuntos terroristas, muchos de ellos uigures, etnia de religión musulmana que es mayoritaria en el oeste y sur de Xinjiang.

China atribuye a grupos terroristas, asociados al yihadismo y que buscan la creación de un Turkestán Oriental independiente en Xinjiang, la comisión de atentados como el que el 22 de mayo causó 39 muertos y más de 90 heridos en un ataque con coches bomba en un mercado de Urumqi, la capital regional.

Grupos en el exilio como el Congreso Mundial Uigur aseguran que la campaña antiterrorista se ha traducido en presiones a policía y jueces de China para que aumenten en gran número las detenciones y condenas, lo que ha derivado en la persecución a gente que sólo manifiesta su opinión por la "opresión" del régimen chino.

Entre los cientos de uigures detenidos en los últimos meses se encuentra el reputado intelectual Ilham Tohti, profesor en la Universidad de Minorías de Pekín, quien durante los últimos años fue una de las principales voces de la etnia en el país asiático, y era partidario de un acercamiento moderado al conflicto.