Última Hora

Curiosidades

Luis Suárez, más allá del mordisco

Hubo otros gestos de Suárez en este Mundial.

BBC Hace 6/28/2014 2:48:00 PM

Que está enfermo, que parece un "caníbal", que es egoísta: las críticas a Luis Suárez dan vuelta al mundo. Pero quienes le conocen afirman que, detrás de los gestos agresivos en la cancha, hay una faceta menos conocida y más afable del futbolista uruguayo.

Suárez, de 27 años, fue expulsado por la FIFA del Mundial de Brasil el jueves por morder a un rival en el partido del martes, en que Uruguay venció 1-0 a Italia y la eliminó del torneo.

El castigo será de nueve partidos oficiales y cuatro meses sin jugar ni ejercer cualquier actividad relacionada al fútbol, la mayor sanción a un futbolista por agredir a otro en la historia de los mundiales.

Ese será sin dudas el principal recuerdo que quedará de su paso por Brasil 2014, junto a la imagen del delantero yendo sobre el italiano Giorgio Chiellini o tocándose los dientes segundos después.

Pero hubo otros gestos de Suárez en este Mundial.

Uno de ellos fue cuando marcó el primero de sus dos goles a Inglaterra el jueves 19 y corrió a dedicarle el gol a Walter Ferreira, quinesiólogo que lo ayudó a recuperarse de una lesión de rodilla.

Según la prensa uruguaya, Ferreira sufre cáncer y retrasó su propio tratamiento para ayudar a Suárez a llegar en forma a Brasil. Por eso el abrazo que le dio el delantero, señalándolo con el dedo ante las miradas del mundo.

Cuando terminó ese mismo partido, mientras sus compañeros festejaban, Suárez también fue a consolar a su rival inglés Steven Gerrard, su compañero del Liverpool, afligido por la derrota que acababa de sufrir por 2-1, con dos goles del uruguayo.

Quienes han podido compartir momentos más reservados con Suárez sostienen actitudes como estas son la punta del iceberg de una personalidad simple y sin estridencias del futbolista.

"Él es normal como cualquiera", dijo Richard Suárez, que carece de parentesco con el goleador pero lo conoce desde su infancia, cuando fue su entrenador de baby fútbol en su ciudad natal de Salto. "Tiene familia, tiene hijos, es normal", agregó en diálogo con BBC Mundo.