Última Hora

En un Estadio Mineirao (Belo Horizonte) teñido de amarillo, con pequeñas pero valientes manchas rojas, se llevó a cabo el primer partido por octavos de final del Mundial Brasil 2014 entre los anfitriones y la representación de Chile. 

Tras una intensa disputa, que necesitaría tiempos suplementarios y tanda de penales para definir a un ganador, Brasil se convirtió en el primer equipo clasificado a los cuartos de final tras triunfar 3-2.

Brasil abrió el marcador por intermedio de una figura que hasta horas antes del pitazo inicial era duda, el defensor David Luiz. El conjunto dirigido por Luiz Felipe Scolari se apoyó en la vieja "regla" de que doble jugada en el área termina en gol.

Luego de que Neymar centrara el balón, un primer desvío hizo llegar el balón hasta Luiz, quien con todo el marco chileno a su disposición terminó marcando con el muslo cuando el reloj marcaba 18' minutos de juego.

Lejos de intimidarse y caerse por completo, la "Roja" volvió a dar cátedra sobre la garra que le caracteriza y se fue en busca del empate, que llegaría a los 32' por intermedio de Alexis Sánchez. El jugador del FC Barcelona aprovechó un servicio filtrado para definir con remate cruzado frente a frente ante el guardameta Julio César.

Así terminaría la primera parte, lo que provocaría variantes, principalmente en Brasil ante la falta de profundidad en ataque. Nombres como Ramires y Jo ingresarían en la segunda mitad para intentar descifrar el cerrojo chileno.

Hulk sería el protagonista de un 'alegrón de burro' para todo Brasil, pues a los 55' marcó el que sería el 2-1, sin embargo, el tanto fue anulado porque previamente jugó el balón con la mano. Dicha acción y el reclamo le valieron ser amonestado.

Posteriormente, tanto Julio César como Claudio Bravo se convertirían en las figuras más destacadas, gracias a diversas salvadas en sus respectivas áreas.

El pitazo final llegó y de la mano los primeros 30 minutos adicionales, que se tienen que jugar por completo independientemente de quién y cuántos goles marque. Los primeros 15 minutos fueron para el conjunto local, mientras que los segundos fueron más parejos, con un remate chileno al poste como lo más destacado.

Ya en los remates desde los once pasos, Julio César fue el primer héroe deteniendo los dos primeros lanzamientos chilenos, pero Brasil no aprovechó tras el fallo de William y el buen accionar de Claudio Bravo. En el quinto penal de la "Roja", con el marcador 2-2, Jara estrelló el balón en el palo para la victoria brasileña.

Ahora el rival de Brasil será el ganador entre Colombia y Uruguay.